La gastronomía de Estonia

 

La cocina de Estonia se adecua a la situación geográfica del país. Las estaciones determinan las preferencias culinarias de los estones. Durante el invierno se prefieren las sopas espesas y estofados, morcillas y brawn. En el verano, los pescados de temporada y los frutos del bosque.

 

La situación geográfica de Estonia determina los distintos aspectos de su gastronomía, los hábitos alimenticios, las formas de prepararlos, los ingredientes, entre otros.

Las estaciones determinan las preferencias culinarias en Estonia. Durante el invierno se prefieren el sauerkraut y los asados, brawn y morcillas, las sopas espesas y los estofados. En el verano se decantan por las frutas y vegetales frescos.

 

El pan negro de centeno es infaltable en las mesas estonas. En el norte, es tradicional la cerveza de malta ligera y en el sur la cerveza ligera de cebada y centeno. En la primavera se toma savia de abedul. La cerveza es una bebida tradicional en Estonia, su elaboración representa un negocio importante para los pobladores.

 

En 1740 se introdujo el cultivo de patatas en los jardines. Para 1900, las patatas constituían el alimento básico en la gastronomía local. El café llegó a Estonia a fines del siglo XVIII.

 

Algunos platos tradicionales de la gastronomía de Estonia

 

Ensalada de patatas con remolacha, brawn (carne picada en gelatina), pasteles de martes de carnaval.

Leib: pan negro. Es indispensable en una mesa Estonia.
Kartulid: patatas. Se han convertido en un alimento típico de la cocina estona.
Kotlet: hamburguesa con cebolla.
Verivorst: morcilla de Estonia. Son salchichas elaboradas con sangre. Alimento tradicional en navidad.
Sült: carne gelatinosa compuesta por las manos del cerdo.
Kohupiim: queso blanco grumoso que suele utilizarse para pasteles y pastas.
Kringel: pan dulce de estilo alemán con pasas y almendras. Tradicional de los festejos de cumpleaños.
Hapukoor: parecido al requesón. Se utiliza para adornar comidas, postres y también como bebida.

Algunas de las marcas de cerveza que se producen en Estonia son Saku y A. le Coq..

 

La nueva cocina de Estonia

 

La nueva cocina de Estonia combina la cocina rústica tradicional con las últimas tendencias gastronómicas.

 

En primavera es época de ruibarbos, queso de cabra, carne de ternera y cordero, el ajo de oso, la acedera (o lengua de vaca) y la perca de lago.

 

En el verano se degustan las hierbas aromáticas, las bayas de la huerta, los frutos del bosque, rebozuelos (setas comestibles) y patatas. Es la temporada de pescados de agua dulce: perca, anguila, cangrejo de río.

 

Durante el otoño se recogen los arándanos rojos, las frambuesas, las avellanas y el salsifí. Se prefiere la carne de ganso y los pescados de temporada son el arenque báltico, la platija y la lamprea. Es temporada de caza, por lo que se incorporan a la mesa: alces, jabalíes, faisanes y ciervos.

 

En el invierno, los platos se cargan de calorías y sabor, las carnes ahumadas acompañan al chucrut, el asado de corzo, el budín de pan de centeno, la morcilla de navidad, el ponche caliente de vino y las galletas de jengibre.

 

 

 

También te puede interesar:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.