Ruta por Constantina, sierra norte de Sevilla

Constantina Sevilla
Constantina Sevilla

 

Hoy daremos otro descanso a la vía romana, para adentrarnos en la sierra de Sevilla, norte, y echemos un vistazo a una de sus poblaciones más notorias, Constantina.

 

Parque natural que cobija especies ejemplares de flora y fauna, invitando a los intrépidos amantes del turismo rural, a todo tipo de excursiones; caminando o a caballo, en bici, e incluso la escalada si apetece. Rodeados de castaños, pinos piñoneros, olmos, y bajando hacia las riberas del Huéznar o el Viar, bosques atiborrados de fresnos, alisos y sauces.

 

 

La caza en Constantina

 

La caza es otra opción, pues dispone de diversos cotos de caza mayor. Y en pesca –que es una caza de otra manera- asimismo la puede disfrutar en los pantanos del mismo Huéznar, Retortillo o el Pintado. Eso si, con los oportunos permisos o licencias, para que todo vaya más regulado.

 

Se dice que al caminar por el campo, siempre hay que mirar hacia abajo. Se sobreentiende que, por evitar la posibilidad de tropiezos desafortunados, o,  meter los pies donde no se debe. Sin embargo aquí, en ésta sierra, es conveniente hacer altos y mirar hacia los árboles, montes o riscos, por si se divisa el águila imperial, majestuosa, sobrevolando sus nidos o buscando comida para los aguiluchos.

 

Como reina de la montaña, pues para eso se llama imperial, no es la única que atrae los intereses de turistas o estudiosos. La real, culebra, y calzada, también comparten cielo y gloria en el estatus de las rapaces. Además, de otras aves de distintas costumbres, como el buitre negro y leonado, o la cigüeña negra, con sus tableteos de pico cada primavera.

 

Y por tierra, en el repertorio de mamíferos, se puede encontrar a la nutria, gato montés, jabalí, ciervo, gamo y muflón.

 

Con semejante cortejo, los amantes del monte no pasarán sus correrías sin una diversión garantizado.

 

 

comarca de constantina

 

 

 

Qué ver en la comarca de Constantina

 

La comarca cuenta con diez pueblos auténticamente serranos, de propio encanto, fiestas e historia. Alanís, Almadén de la Plata, Cazalla de la Sierra, Constantina, Guadalcanal, Las Navas de la Concepción, El Pedroso, La puebla de los Infantes, El Real de la Jara y San Nicolás del Puerto…. todos, son pintados de cal para lucir un blanco primoroso, que destaca sin compasión entre lo verde del monte y lo gris de las escarpas.

 

 

Cómo es la comarca de constantina

 

Constantina es una ciudad que cobija alrededor de 7000 almas, serranas de pura cepa, generosas y nobles, que para ser un pueblo metido entre montes, ya resulta importante la cantidad.

 

Sus particularidades orográficas provocan un trazado que se acondiciona por las líneas de nivel, quedando así calles de largo recorrido, enumeradas de norte a sur, paralelas al curso del río, cuyas divergencias de cota obligan a su trayectoria a coexistir con andenes que salvan distintas alturas.

 

Cruzadas éstas por otras vías perpendiculares, que se acomodan a la ladera mediante escaleras o rampas, formando manzanas irregulares. Sus casas suelen ser unifamiliares, de características hogareñas, excéntricos por lo difícil de su suelo, y casi todas poseen el típico patio trasero.

 

 

castillo medieval constantina

 

 

Su castillo medieval preside allá en lo alto, todos los demás monumentos que comparten suelo con los habitantes. La torre del reloj, el barrio de la morería, la plaza de Blas Infante entre otros.

 

 

La gastronomía en la comarca de Constantina

 

La gastronomía que puedes degustar en Constantina, se basan en una gran variedad de chacinas y embutidos, tradicionales, en carnes de caza y en platos autóctonos de productos silvestres (espárragos, setas, faisanes, etc…) Cualquiera de estas viandas, cocinadas o aderezadas con el extraordinario aceite que produce la aceituna del lugar, se convierte en un placer del paladar de propios y extraños.

 

El vino que se engendra en esta tierra como el mosto casero, es de excelente comparsa para cualquiera de las suculentas viandas. Y por otoño, viene la época de las setas.

 

Colofón inmejorable, dulces artesanos escoltados por tragos de la inconfundible crema de guinda.

 

 

[Total:2    Promedio:5/5]

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.